Reset

Dicen que vivimos la época del gran Reset, el momento de repensarlo todo. Las corrientes subterráneas del cambio, latentes durante décadas, están aflorando y obligándonos, con inusitada rapidez, a repensar los cimientos de grandes pilares de nuestra sociedad.

Así que nos vemos en la obligación de reinventar la economía, demasiado anclada en la sociedad industrial, demasiado lastrada por vicios adquiridos durante décadas, demasiado obsesionada con el crecimiento, el consumismo o la especulación.

Tenemos que reinventar la política, refugio de mediocridad, desconectada de las realidades sociales y anclada en viejas ideologías que a casi nadie representan hoy día, pese a que siguen sirviendo de coartada constante para las tretas sentimentales de los políticos.

Tenemos que reinventar la sociedad, demasiado acostumbrada a una falsa sensación de riqueza creada por la economía y la política. También acostumbrada a dejar hacer, a no inmiscuirse, a no exigir, a obedecer dictados explícitos o implícitos, a ser pieza necesaria de los mecanismos de consumo.

Tenemos que reinventar el management y la empresa, repleto de lugares comunes y escaso en inventiva. Repleto de gestores desapasionados. Sometido invariablemente al Excel, al corto plazo, renunciando al futuro para enjugar el presente. Lleno de “bean counters” y “suits”, escaso en visionarios. En un mundo en el que Apple es la excepción hay motivos para reinventar muchas cosas.

Hay que reinventar mucho más: la educación, las relaciones sociales, las relaciones internacionales, la propiedad intelectual, nuestros propios estilos de vida… En muchos casos, a nosotros mismos.

Y en lo que toca a DiarioIP y a quien esto escribe, para no ser excepción, toca darle también al reset. Y eso es lo que hago. Ahora mismo. Con este post.

Adios, Steve

Because the people who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who do.

Steve Jobs

El porqué de las empresas

Este vídeo de TED es una brillante (y extraordinariamente simple) explicación del éxito o el fracaso de las empresas, las culturas empresariales o el ADN corporativo que tantos ríos de tinta hacen correr constantemente. Y que en muchas ocasiones hacen complicado lo sencillo. Por lo general es muy fácil explicar qué hace una empresa u organización, y es muy fácil explicar cómo lo hace, y suele ser bastante difícil explicar por qué lo hace. Y sin embargo es algo que tienen muy claro los grandes profesionales en grandes empresas (que no empresas grandes), muchos fundadores de empresas o lo que solemos denominar “el talento”, que en muchos casos es capacidad para alinearse con ese propósito fundamental y dedicar todas tus energías a llevarlo a cabo sin perder de vista el fin último.

El porqué no es un requisito (o un indicativo) sine qua non del éxito, y sin embargo un porqué poderoso puede marcar la diferencia entre la mediocridad y la brillantez, entre la capacidad de atraer y retener talento o de perderlo a espuertas si se pierde el norte. Las empresas sin alma, dirigidas por directivos sin alma, atraen sin remedio recursos mediocres, y pierden sin remedio el talento comprometido, entrando en una espiral sin rumbo en la que todos siguen las directrices de arriba sin saber muy bien la razón y en la que tarde o temprano se consuman desastres de difícil solución.

En esta época de crisis muchas empresas han supeditado sus porqués, lo que debía regir de manera ultimísima toda su gestión desde dentro hacia fuera, a la obtención de resultados inmediatos y al cortoplacismo miope. Y otras han reforzado sus planteamientos de origen y han apostado todo a ese número. Seguro que han caído empresas de ambos lados. Pero seguro que, dentro de dos, cinco, o diez años, las empresas que no solo sobrevivan sino sean líderes de sus industrias (o de aquellas nuevas en las que hayan querido aventurarse) estarán del lado de quienes sabían porqué. Y por eso es importante.

La hora de volver a casa

Que en el último año haya escrito un mísero post en este blog da una medida de lo que ha sido este último año, personal y profesionalmente.  Probablemente lo más importante de las crisis (personales, profesionales, económicas, u otras) es que a menudo nos sirven de brújula para encontrar nuestro rumbo, aunque todo a nuestro alrededor sea desesperanza, desorientación o frustración. A mi la brújula me suele llevar a casa, que en la Red es este blog. En 2011 se cumplirán 13 años desde mi primer artículo en la Red, los mismos desde que tomé las riendas de Las Noticias en la [Red] de Berto Pena, más tarde DiarioRed (hoy otra publicación casi difunta), y 12 desde que empecé a trabajar profesionalmente en el mundo de la tecnología e Internet, donde he hecho prácticamente de todo y he acabado dirigiendo maravillosos proyectos y fantásticos equipos. También se cumplirán 6 años desde que arranqué este blog.

La situación en Internet hoy es mejor y peor que nunca. Mejor, porque Internet ya no es hoy un lugar marginal, sino un espacio que ocupa grados de relevancia extraordinarios en la sociedad, la economía o el mundo de la empresa. Peor, porque la ofensiva de los gobiernos y las industrias moribundas contra la naturaleza intrínseca de la Red promete ser un campo de batalla terriblemente sangriento en los próximos años.

Estoy convencido de que los próximos años serán tan fascinantes -o más- que los anteriores, tanto desde el punto de vista de la tecnología, como de los cambios sociales, el comercio electrónico, las aplicaciones web, la comunicación y el lugar de la Red en las empresas. Leo por todas partes que debería elegir un nicho, especializarme y escribir solamente de una cosa. Desgraciadamente yo no puedo hacer eso. Porque a mí me interesan unas cuantas decenas de nichos y me gustan tanto el diseño web como el penúltimo modelo de negocio nacido de la Red o la enésima revolución surgida de Twitter.

Pero lo que sí tengo muy claro es que es la hora de volver a casa. Esto de la crisis está muy bien y ha sido divertido durante un tiempo, pero se acabó. Al menos, en este blog no va a haber crisis de ningún tipo. Si queda por ahí algún lector de las cosas que solía escribir (aquí o en otros sitios), que sepa que van a cambiar en cierta medida. La nueva leyenda de mi blog es: “Internet, Tecnología, Gestión… y otros fenómenos paranormales“.  Lo de los fenómenos paranormales tiene su punto de ironía y su punto de realidad: desde que la red es Red se ha tratado Internet como un fenómeno extraño, y sus herramientas como magia. Más o menos igual que la tecnología. La ignorancia, tan atrevida ella, hace que se trate a la web como algo enormemente fácil de crear. No sé cuantas veces habré oído aquello de “¿esto no es cortar y pegar?”, pero creo que si me dieran un céntimo por cada una sería millonario.

Lo que sí he añadido sin ironía es lo de la gestión, que es un tema que me interesa cada día más. Si la actual crisis ha demostrado algo es que la -buena- gestión es un fenómeno paranormal. Lo es en los ayuntamientos, en las comunidades autónomas, en los gobiernos centrales, en los bancos centrales, y en un número incalculable de empresas. La crisis ha dejado con el culo al aire a maravillosos gestores que en condiciones normales no sabrían gestionar ni la hucha de sus hijos. Así que a mis temáticas habituales añadiré una dosis de seriedad y algunos posts dedicados a la gestión, al entorno de trabajo, a los modelos de negocio en Red, a los creadores de nuevos negocios. Me interesan muy poco -o nada- las empresas del siglo XX, que funcionan igual que en el siglo pasado, con estructuras del siglo pasado, jerarquías del siglo pasado y directivos y sindicatos del siglo XIX. Son los que han provocado esta crisis o la están empeorando. Yo hablaré de nuevos modelos de gestión y nuevos modelos de empresa, los que están trabajando para ganar las batallas del futuro y no las del pasado. Si alguien se aburre que cambie de canal :)

Así que yo vuelvo a casa. Estoy todavía con los cimientos: un tema en blanco, medio traducido, las páginas estáticas vacías, las categorías desordenadas, las ideas desperdigadas y las ganas, tal vez excesivas. Pero podéis pasaros cuando queráis y espero estar muy a menudo. Sin crisis que valgan.

He ilustrado este post con la famosa imagen que el gobierno británico planeó distribuir en caso de invasión durante la Segunda Guerra Mundial. Dice algo así como “mantengan la calma y sigan adelante”. El mundo puede estar temblando bajo nuestros pies, pero la determinación no tiene freno, ni prisas, ni desánimo, ni cansancio.

Manifiesto por una Red Neutral

(A reproducir, publicitar, tatuar, gritar, reclamar, exigir, leer, hacer leer, obligar a repetir mil veces en la pizarra a directivos de telecos y políticos, menear, tuitear, retuitear, postear, megustear, y todas las combinaciones posibles para difundir este manifiesto donde y cuando haga falta, hasta que nos hayan garantizado por escrito y con todo el peso de la ley que Internet es y será neutral y un espacio para la libertad individual y la libertad de mercado).

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto MANIFESTAMOS:

  1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
  2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
  3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
  4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
  5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
  6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
  7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
  8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
  9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
  10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
  11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

Las cifras del #manifiesto

En Accesogroup (la empresa en la que trabajo) hemos hecho un seguimiento riguroso de la cobertura en medios tradicionales del Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet” que publicaba aquí junto a otros muchos el día 2 de diciembre a las 9.00 AM.

A raíz de ese seguimiento hemos elaborado un mini-estudio de la cobertura que se generó entre los días 2 y 9. No hemos analizado el contenido (habríamos tardado bastante más) pero sólo las cifras brutas arrojan unos resultados espectaculares y sin precedentes en la cobertura de Internet por parte de los medios tradicionales. En Accesogroup hemos hecho otros estudio de cobertura de Internet y los datos de aquellos estudios palidecen en comparación a estos.

Podéis descargar el miniestudio aquí en PDF y utilizar esos datos con toda libertad, sólo pedimos que citéis aAccesogroup como fuente del estudio.

Las cifras brutas hablan por sí solas: 131 informaciones de radio, 118 de televisión y 86 de prensa durante la primera semana (a día de hoy sigue habiendo informaciones pero en menor medida). Tomando como referencia las cifras de audiencia potencial (basado en las fuentes aceptadas en el mercado: EGM y Sofres) estamos hablando de 82 millones de potenciales lectores/oyentes/espectadores expuestos a información sobre la movilización. Es una cifra superficial pero da idea del grado de cobertura que ha tenido el manifiesto. Si nos fijamos en la extensión estamos hablando de 15 horas y media en radio y más de 9 y media en televisión, lo que nos indica que no han sido noticias cortas (de hecho, han sido inusualmente largas) luego el tema se ha tratado en profundidad.

Mi valoración particular del manifiesto la plasmaré en mis columnas habituales y en este blog, pero se resume en lo siguiente: en los 12 años que llevo escribiendo sobre Internet y participando he visto muchas campañas organizadas desde la Red que tenían (cada vez más) impacto en medios tradicionales y en políticos. Todas esas campañas sumadas no alcanzarían el impacto que ha tenido esta, que ha provocado que un Presidente del Gobierno desautorice a una ministra a escasas 36 horas de la publicación del manifiesto.

Creo que esto marca un antes y un después, y para las empresas que nos dedicamos al análisis y la consultoría de social media (en nuestro caso desde el año 2001) es el mejor caso de estudio que podíamos soñar. La acción de las últimas dos semanas se debería estudiar desde ya en las facultades de comunicación y periodismo, marketing y publicidad, porque esta es la gota que colma el vaso. “Todo va a cambiar” ya no es la frase a utilizar (con aires visionarios), la frase ahora es “todo ha cambiado”. Tomen nota políticos, empresas, instituciones, asociaciones, sindicatos… La sociedad se moviliza en la Red, no en el Paseo de la Castellana. Ahí están las cifras, los votos, los consumidores, los colectivos, y sobre todo los individuos.

Sobre el contenido de la ley y sobre la cruenta guerra de la propiedad intelectual que se está librando hablaré en otros posts y columnas.

En el día de la Constitución

Artículo 20

1. Se reconocen y protegen los derechos:

A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

A la libertad de cátedra. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.
La Ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

3. La Ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.

4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las Leyes que lo desarrollan y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

5. Solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

Aclarando los contenidos

Logo de WordPress

Iré comentando algunas cosas de la actualización de blog, plantillas, plugins, por si a alguien le resultan útiles. De momento estoy intentando decidir cómo organizar las categorías del blog. Inicialmente DiarioIP era un blog sobre tecnología e Internet, pero también un blog personal, lo que implicó que al final acabase hablando de cualquier cosa. No está mal hablar de cualquier cosa, pero siempre que el volumen de contenidos sea pequeño en proporción y haya un cierto orden, cosa que no veo en mi lista de categorías. Como Wodrpress permite ahora crear subcategorías me centraré en tres categorías, y añadiré una especie e cajón desastre. Las dos primeras son fáciles: Tecnología e Internet. Juego con la idea de introducir cibersociedad en algún sitio (en el lema del site o en una subcategoría), porque esa sección era algo que teníamos muy claro en DiarioRed hace 10 años y ahora tiene más sentido que nunca aunque añade cierta redundancia: cibersociedad ya es casi todo. La tercera es la que más me cuesta: Empresa o Negocios, incluyendo economía como subcategoría. Llevo 10 años en el mundo de la empresa y me inspira una enorme curiosidad, porque cada vez me doy más cuenta de todas las disfunciones de que es capaz, algo a lo que he tenido que acostumbrarme. Supongo que cualquier organización humana  tiene sus particularidades, pero siempre había considerado la empresa como la entidad más racional en abstracto. Me equivocaba, y también erraba en lo fácil que es crear ineficiencias. Y esos temas, junto a otros muchos, son más materias de estudio que de expertise que me gustaría compartir por aquí. En las subcategorías habrá muchas más cosas interesantes de las que quiero hablar: libros, gadgets, vida digital, mis artículos y columnas en medios, etc… Intentaré ir introduciendo contenidos mientras reconstruyo el blog, pero sin prisa.

También puedes seguirme en Twitter (http://twitter.com/epedreno), donde llevo una semana tuiteando con sorprendente regularidad (pero nada de tropecientos tweets al día como hacen algunos con evidentes síntomas de trastorno obsesivo-compulsivo). Nos vemos por aquí: ah, si eres experto en WordPress admito -y pido- consejos de todo tipo sobre themes (y plugins), ya contaré más cosas sobre esto.

Volver a empezar

 

Fresh Start

Más de cinco meses han pasado desde mi última entrada.  Cincuenta escasos posts en los últimos dos años. No son casualidad. Me gusta mucho escribir cuando tengo cosas que decir, pero ni apresurada ni desordenadamente. Y en los últimos dos años he tenido poco tiempo para todo, lo profesional a veces se lleva lo mejor de nosotros y deja los restos a lo amateur, y yo en esto del escribir voy a ser siempre un amateur, ya que llevo once años y no voy a parar ahora, sería todo un desperdicio después de lo poco que he conseguido. Es lo que tiene hacer las cosas porque te gustan, que te importa un pepino si te haces rico o famoso con ellas. Así que mi propósito es volver a empezar, llevo una semana trabajando en el WordPress (impresionante cambio, magníficas mejoras), buscando nuevo tema, y pensando como escribir este post sin que se me caiga la cara de vergüenza. Y aquí estoy. Si tu suscripción RSS sigue viva, gracias y espero llenarla de cosas interesantes. Si casualmente pasas por aquí espero que te enganches. Y deséame suerte, porque ni tengo menos trabajo ni he conseguido alargar el día a las 30 horas.